• Prueba: Opel Corsa 2015 en su última fase de prototipo


    El nuevo Opel Corsa se presentará a comienzo de septiembre en el Salón de París 2014. Durante este verano, comenzará a fabricarse para toda Europa la versión cinco puertas en Figueruelas –una de las dos fábricas donde se produce junto a la alemana de Eisenach.

    Se trata de un coche tan importante para GM en Europa –lleva cuatro generaciones entre los tres modelos más vendidos de su segmento casi en cada país–, como para la economía de Zaragoza. Gracias a este proyecto –y al Opel Mokka- se han asegurado en la planta de Opel 1.000 puestos de trabajo y se espera que se creen unos 500 entre los suministradores próximamente.

    AutoBild España, en su revista impresa de este mes de junio, cuenta su experiencia a los mandos del Corsa 2015, aunque se trataba de probar prototipos de desarrollo del Opel Corsa E o, como lo han denominado internamente en Opel, Proyecto 4500. Así que en realidad algunos de los prototipos del Corsa 2015 quizá no se parezcan tanto dinámicamente a cómo será el nuevo utilitario de Opel, que no se va a poder conducir en su versión definitiva hasta mediados de octubre.

    Los vehículos probados son dos muletos que se corresponden con las dos versiones de que dispondrá el Opel Corsa E: Comfort y Sport. Las diferencias entre ambos no serán enormes: muelles y amortiguadores con diferente tarado, llantas de 14" y 16" para el primero y de I6" y 17" para el segundo, que también tiene una dirección más directa y una calibración algo distinta del sistema ESP en cada caso.

    El nuevo Corsa llevará dos mecánicas que Opel presentó en 2013, 1.6 Ecotec y 1.6 CDTI, pero además estrenará el nuevo motor 1.0 Ecotec de 115 CV –que es un tricilíndrico con lo mejor de estos propulsores, pero que parece un cuatro cilindros por su sedosidad–, así como una transmisión manual de seis relaciones de nueva factura que mejora mucho en facilidad de accionamiento, según aseguran los ingenieros de la marca.


    Fuente: AutoBild.es (03/06/2014)